DORMIR SEGURO

Como mamás siempre queremos entregar lo mejor a nuestros hijos para que crezcan sanos y felices. Pero tomar la decisión correcta puede ser complicado, sobre todo porque existe mucha información contradictoria en internet y cada semana aparecen nuevas modas en estilos de crianza.

Un tema especialmente crítico y sensible es cómo y dónde hacer dormir a nuestra guagua. La amplia promoción del colecho por grupos de crianza natural es duramente criticada cada vez que ocurre un nuevo caso de muerte en lactante por esta práctica. Entonces, ¿qué es lo que recomiendan los expertos? ¿se puede dormir con la guagua de forma segura? ¿qué otras medidas debemos tomar para evitar la muerte súbita y por sofocación?

A continuación encontrarás las últimas recomendaciones de la Asociación Americana de Pediatría, según nivel de evidencia médica, y más abajo te cuento mi experiencia.

SÍNDROME DE MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL o SIDS por sus siglas en inglés) es un término que se aplica cuando un niño menor de un año muere repentinamente y no se puede determinar la causa exacta de su muerte, aun después de realizar una investigación médica y legal exhaustiva, incluyendo una autopsia. 

Según cifras de USA, el SMSL es la causa principal de muerte de bebés de entre 1 mes y 1 año de edad, afectando en el 90 por ciento de los casos a bebés menores de 6 meses. Adicionalmente, otros 840 bebés mueren a causa de asfixia y estrangulación accidental mientras duermen.

Los expertos creen que el SMSL sucede cuando un bebé tiene una vulnerabilidad subyacente (por ejemplo, funcionamiento anormal del corazón o aparato respiratorio) y está expuesto a ciertos factores de riesgo (como dormir boca abajo o con ropa de cama suave o acolchada) durante un periodo crucial de su desarrollo. 

¿CÓMO PUEDO REDUCIR EL RIESGO DE MUERTE SÚBITA EN MI GUAGUA?

En el año 2016, la Academia Americana de Pediatría (AAP) actualizó sus recomendaciones para la promoción de un ambiente de dormir seguro en el lactante*, y con ello, la prevención de SMSL y muerte por asfixia y estrangulamiento, que se resumen en los siguientes puntos:

  • Siempre acuesta a tu guagua de espalda (boca arriba).
  • Acuesta a tu guagua sobre una superficie plana y firme.
  • Retira del área de dormir del lactante todos los objetos blandos y sueltos, como frazadas, almohadas y peluches.
  • Se recomienda que los bebés duerman en el dormitorio de sus padres, cerca de su cama, pero en superficies separadas, idealmente durante el primer año de vida o al menos por los primeros 6 meses.
  • Considera el uso de chupete para dormir (en la noche y en las siestas), ya que disminuye el riesgo de SMSL. Cuando el chupete se usa para dormir, este debe ir sin cordón para disminuir el riesgo de estrangulamiento.
  • Se recomienda la lactancia materna.
  • Evita la exposición a humo de tabaco, el alcohol y las drogas durante el embarazo y después del nacimiento.
  • Evita las altas temperaturas o sobre-abrigar. Como regla general, los bebés deben usar una capa más de ropa que los adultos y la temperatura ambiental debe ser de 20-21ºC aproximadamente.
  • Las embarazadas deben seguir un control pre-natal periódico.
  • Los lactantes deben ser inmunizados según las recomendaciones de la autoridad sanitaria.
  • Los hospitales y salas cunas deben conocer y adaptar estas recomendaciones.
  • Evita usar todo tipo de objetos comerciales que no cumplan con las recomendaciones de dormir seguro. No se ha comprobado la efectividad de los sleep positioners o incluso que sean seguros. 
  • La estimulación en prono (de guatita) debe ser siempre supervisada por un adulto. Esto promueve el desarrollo psicomotor y ayuda a la prevención de plagiocefalia (cabeza plana).
  • No hay evidencia que demuestre que los monitores cardiorespiratorios en el hogar sirvan para reducir el riesgo de SMSL.
  • No hay evidencia que demuestre que el swaddling reduzca el riesgo de SMSL.

*Puedes revisar el paper completo de la AAP aquí (en inglés).

ESTÁNDARES DE SEGURIDAD PARA CUNAS

Es muy probable que tu bebé pase mucho tiempo en su cuna. Es por eso que es muy importante que compres una que sea cómoda, resistente y segura. La mayoría de las cunas que actualmente se encuentran en el mercado cumplen con los requisitos de seguridad obligatorios. Cada país tiene sus propias normativas, pero estas varían muy poco entre si. Las normas europeas para cunas (UNE EN 716:96 partes 1 y 2) y moisés (UNE EN 1130:1996 partes 1 y 2) recomiendan que:

  • Los barnices y pinturas no deben contener materiales tóxicos como el plomo.
  • La distancia entre los barrotes debe ser de entre 4,5 y 6 cm.
  • Si la cuna tiene barandas regulables (que permiten tomar al bebé más fácilmente), estas deben llevar un doble seguro de cierre con dispositivo de bloqueo.
  • La cuna debe ser lo suficientemente honda y sus bordes no demasiado bajos(mínimo 30 cm).
  • El colchón debe ser firme y rígido.
  • El colchón debe quedar ajustado a la cuna (no deben caber más de dos dedos entre el colchón y los lados de la cuna). 
  • Los acabados deben ser sin bordes cortantes, ni rebabas, ni astillas.
  • Postes de esquinas seguros: La altura máxima de los barrotes de las esquinas de la cuna debe ser de 0,16 centímetros. Si los postes rebasan los 0,16 cm de altura, algunas prendas se pueden enganchar y lesionar o ahogar a los bebés. 
  • Los tornillos de fijación deben estar encajados o pulidos.
  • Se pueden incorporar dos o más ruedas y, al menos, dos patas, o bien cuatro o más ruedas, de las cuales, al menos dos, se deben poder bloquear.
COLECHO

La CPSC publicó estándares de seguridad para las cunas de colecho (adosadas a la cama de los padres), las cuales incluyen las recomendaciones ya mencionadas.

Es importante recalcar que los dispositivos diseñados para compartir la cama de los padres están totalmente contraindicados.

OTRAS RECOMENDACIONES DE SEGURIDAD

Cunas con barandas móviles. La CPSC prohibió la venta, reventa y fabricación de cunas con barandas móviles en Estados Unidos. Si tu hijo duerme en una de estas cunas, la CPSC recomienda que te asegures que el mecanismo de los rieles móviles funcione correctamente.

Protectores acolchados. Los protectores acolchados (bumpers en inglés) que se ponen alrededor de la cuna (y que son muy decorativos), ya no son recomendables. La Academia Americana de Pediatría, no los recomiendan ya que aumentan el riesgo de asfixia y contribuyen a la reinhalación de aire. Además, estos protectores obstruyen la visión hacia el bebé, y cuando son más grandes, lo pueden usar como trampolín para saltar de la cuna.

Cunas viejas. Si compras una cuna de segunda mano, asegúrate de que cumpla con las normas de seguridad actuales y que no tenga astillas, pintura con plomo o barrotes muy separados. 

Cables y cordones. Coloca la cuna alejada de ventanas, persianas y cortinas. Los bebés se pueden estrangular con los cordones, los cuales debes mantener fuera de su alcance, usando un sujetador especial o una pinza para ropa. El cable del monitor del bebé también puede ser un peligro. Usa monitores inalámbricos o mantén el cordón alejado de la cuna. 

No cubras a tu bebé con cobertores. Si crees que tiene frío, vístelo con ropa más calentita, como un osito de algodón grueso o polar. También puedes usar un saquito de dormir sin mangas, que son súper cómodos y prácticos.

Portabebés. Revisa periódicamente que su boca y nariz no estén cubiertas o presionadas contra tu cuerpo o el material con el que está fabricado el producto.

Asientos y sillas. No dejes que tu guagua duerma por largos periodos en su huevito, silla vibradora o portabebés. Esto es particularmente importante en menores de 4 meses porque se pueden asfixiar si su cabeza se inclina demasiado hacia delante. Si tu bebé se duerme en algunos de esos artículos, pásalo a su cuna en cuanto lo creas conveniente. 

MI EXPERIENCIA

¡Me costó mucho escoger una cuna! Primero, porque pasé días leyendo obsesivamente sobre los estándares de seguridad, y segundo, porque no lograba encontrar diseños que tuvieran el mismo estilo de decoración que mi casa.

Pero antes de contarte cual modelo escogí, debo advertirte sobre otra cosa: ¡Las primeras semanas (o meses) tu guagua pasará muchísimo más tiempo en tu dormitorio que en el suyo! Así que cuando prepares su hermosa habitación, también considera que debes adaptar tu pieza a las nuevas necesidades.

Yo decoré una pieza increíble para Leonor (de la cual estoy muy orgullosa y que luego les mostraré), pero a las pocas horas de haber llegado a la casa, me di cuenta que para mí iba a ser mucho más cómodo tener el mudador y su ropita en mi pieza, en vez de levantarme todas las noches y caminar como zombie hasta su habitación. Por suerte, el mudador que compré tenía una cubierta removible de casi las mismas dimensiones que un escritorio que ya tenía en mi pieza, así que fue súper fácil adaptarse. En la superficie libre agregué una lámpara de mesa y algunas cestas de mimbre para la ropita, artículos de aseo, pañales y desechos.

En esta misma línea, recuerda que lo recomendado es que tu guagua duerma los primeros 6 meses en tu pieza, cerca de tu cama. Así que si tienes que cuidar tu presupuesto, primero invierte en una buena cuna para instalar en tu habitación.

Yo soy de esas personas que necesita dormir más de 8 horas para estar bien, así que sabía que mientras menos esfuerzo tuviera que hacer de noche para atender a Leonor, mejor íbamos a estar las dos, por lo tanto, la cuna para mi pieza tenía que cumplir con dos requisitos fundamentales: ser segura y poder ser instalada pegada al lado de mi cama.

Finalmente, escogí una cuna colecho BabyBay de MaxiCrece, y ¡creo que fue la mejor decisión! Es una cuna de diseño minimalista, fabricada en Alemania, de madera de haya maciza (natural, antibacteriana y antiestática), que cumple con todas las normas de seguridad europeas.

La cuna colecho BabyBay de MaxiCrece cuenta con un sistema de anclaje con correas muy seguro, pero debo confesar que me daba mucho temor que la cuna se corriera y la Leo quedara atrapada entre la cuna y la cama, por lo que opté por agregar una cuarta baranda, que previene de este riesgo, pero que al ser más bajita, permite acceder fácilmente a la guagua. Tener la cunita a la vista, con el bebé a la altura de los ojos cuando te acuestas y accesible al estirar los brazos, facilita la monitorización, contención y alimentación del bebé. Créeme, lo agradecerás cuando te despiertes de madrugada después de muchas noches sin dormir bien.

Si optas por este sistema, te recomiendo que revises y asegures el anclaje a diario, sobre todo después de hacer la cama y antes de acostarte por la noche. Además, retira de tu cama toda almohada extra o frazadas que puedan correrse inadvertidamente mientras duermes y caer sobre la cunita.

Siendo muy honesta, he notado dos potenciales inconvenientes al usar la cuna colecho. Primero, que si tienes un velador muy grande, deberás retirarlo (ya que si lo dejas, la cabeza de la guagua no quedará a la altura de la tuya). Obviamente, es muy incómodo no tener velador, pero buscando fotos para ilustrar este artículo, noté que existe un accesorio de género con bolsillos para guardar el celular, libros y otras cosas imprescindibles (me habría encantado tenerlo desde un comienzo). El otro punto que debes considerar, es que el acceso a tu lado de la cama podría ser complicado. En todo caso, yo que me considero medianamente ágil, no he tenido problemas, incluso entrando y saliendo de la cama con la Leo en brazos.

Cunita colecho BabyBay de MaxiCrece con todos los accesorios: 4ta baranda, ruedas y bolsillos laterales.

Para terminar, sólo quiero recordar (e insistir) en la importancia de seguir las recomendaciones de “dormir seguro”. El apego seguro no significa estar o dormir con la guagua pegada todo el día (con los riesgos que eso tiene), sino más bien se trata de brindar un ambiente seguro, en la cual uno sea una figura amorosa, constante y predecible, para que la guagua pueda desarrollar toda su potencialidad.

¿Tienes dudas o quieres compartir tu experiencia? Deja tu comentario ya que nos podría servir a todas 😉
¡Sigue mi cuenta de Instagram @pasiondemaria para conocer tips diarios de moda, estilo de vida, viajes y maternidad!