CÓMO PREVENIR EL CÁNCER DE PIEL

Me imagino que muchas de ustedes están esperando con ansias la llegada del verano para poder disfrutar del sol en parques, piscinas y playas, y de paso, ¡conseguir un bronceado espectacular! Pero, ¿conoces los riesgos que corres con la exposición solar? ¿sabes qué precauciones debes tomar para cuidar tu piel? Sigue leyendo, porque a continuación te contaré todo lo que necesitas saber…

¿QUÉ ES EL CÁNCER DE PIEL?

El cáncer de piel es el crecimiento anormal de células cutáneas. Este se clasifica según el tipo de célula epidérmica involucrada, siendo el más común el carcinoma basocelular y el menos común (pero más maligno) el melanoma. Las áreas más afectadas son aquellas que reciben radiación directa, tales como el rostro, cuello, antebrazos y piernas.

En la última década, el cáncer de piel ha experimentado un aumento sostenido en todo el mundo, incluyendo Chile. Según reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia en Chile es de 25 casos por 100.000 habitantes, siendo responsable de más de 300 muertes cada año.

¿QUIÉNES TIENEN MAYOR RIESGO DE DESARROLLAR CÁNCER DE PIEL?

Si bien el cáncer de piel se puede desarrollar en cualquier persona, existen una serie de factores que aumentan su riesgo de aparición:

  • Tener fototipo claro (piel, ojos y cabello claro).
  • Tener antecedentes personales y/o familiares de cáncer de piel, en especial melanoma.
  • Edad sobre los 40 años.
  • Exposición prolongada al sol y antecedente de quemaduras solares.
  • Vivir en climas soleados o zonas con disminución en la capa de ozono.
  • Tener lesiones cutáneas previas: gran cantidad de lunares (más de 50) o lunares de aspecto atípico, queratosis actínicas y cicatrices de quemaduras.

¿SE PUEDE PREVENIR EL CÁNCER DE PIEL?

Por fortuna, el cáncer de piel se puede prevenir con medidas sencillas, y cuando se diagnostica de forma precoz tiene una alta tasa de recuperación y sobrevida. Por eso es muy importante que incorpores las siguientes medidas como parte de tus hábitos de cuidado diario, en invierno y verano, este o no nublado.

DECÁLOGO DE LA BUENA PROTECCIÓN SOLAR
  1. Evita exponerte al sol en las horas de mayor radiación ultravioleta (11:00 -16:00), especialmente en primavera y verano.
  2. Si estarás bajo el sol, protege tu piel con ropa oscura, seca y de entramado grueso como algodón, poliéster y nylon. Por supuesto, también deberás usar sombrero de ala ancha y lentes de sol con filtro UVA y UVB.
  3. En áreas de piel expuestas (no cubiertas por ropa), aplica protector solar con FPS 30 o más, incluyendo labios y orejas. El protector debe usarse 20 minutos antes de la exposición y re-aplicarse cada dos horas, debido a que la sudoración y el roce eliminan el producto de la piel y este va perdiendo su efectividad.
  4. Para cara, cuello y orejas, la dosis recomendada es una cucharadita de té. Para el resto del cuerpo, 9 cucharaditas, ya que dosis menores disminuyen radicalmente la eficacia.
  5. Si te maquillas, lo primero es aplicar la crema hidratante o serum, seguido por el FPS y esperar cinco minutos para que se fije como una película protectora. Luego, maquillar y esperar 20 minutos antes de exponerse al sol.
  6. Protégete también en días nublados y recuerda que superficies como la nieve arena y agua reflejan la radiación ultravioleta (UV). En ambientes cerrados también hay que usar FPS, por la exposición directa a luces, pantallas y celulares, e indirecta a la radiación UV reflejada en ventanas o superficies.
  7. Nunca utilices fuentes artificiales de radiación UV como solárium.
  8. Siempre revisa la fecha de vencimiento en el envase y procura guardarlo en un lugar seco y sombrío, a una temperatura entre 5 y 25 °C (nunca en el auto o expuesto al sol).
  9. Ciertos medicamentos (orales y tópicos) aumentan la sensibilidad a la radiación UV, por lo que debes consultar con tu médico si es seguro exponerte al sol.
  10. Niños: los menores de 6 meses no deben usar protector solar y se deben proteger con ropa, sombreros y sombrilla; entre los 6 meses y los dos años se recomiendan protectores solares con filtros minerales (dióxido de titanio u óxido de zinc), ya que su potencial irritante o alergénico es menor; a partir de los 2 años, pueden utilizar cualquier FPS.

CRITERIOS ABCDE

Para recordar con facilidad los criterios de identificación de lesiones sospechosas de un tumor maligno de piel, la OMS promueve la mnemotecnia ABCDE:

Asimetría: un lunar que al dividirse imaginariamente en dos, no se ve igual en ambos lados.

Borde: un lunar que tiene bordes poco definidos o irregulares.

Color: los cambios en el color de un lunar incluyen el oscurecimiento, la extensión del color, pérdida del color o aparición de colores múltiples como azul, rojo, blanco, rosado, violeta o gris.

Diámetro: un lunar de más de 5 mm.

Evolución/Elevación: lunar que crece rápidamente o herida que no se cura; lunar levantado o de superficie áspera.


¡Realizar periódicamente un autoexamen siguiendo estos criterios podría salvar tu vida! Muchos de estos síntomas no son exclusivos de cáncer, pero si se observa uno o más de ellos, por más de dos semanas, debes consultar a un dermatólogo. Además, cualquier lunar que aparece después de los 30 años debe ser evaluado por un especialista.

CONTROL MÉDICO

Lo ideal es realizarse un checkeo preventivo anual con un especialista, así que antes de dar por inaugurada mi temporada de piscinas y playas, pedí hora con la Dra. Claudia de la Cruz, dermatóloga de la Clínica Dermacross.

Los dermatólogos tienen “el ojo entrenado” para detectar lesiones sospechosas, por lo que siempre realizan un examen visual físico general. Además, la Dra. de la Cruz utilizó un instrumento que al menos yo no conocía: el Foto Finder Dermoscope (FFD), una máquina de dermatoscopía digital no invasiva, con alta sensibilidad y especificidad para el diagnóstico clínico del melanoma. Esto quiere decir que es muy efectiva para detectar tumores malignos de piel y permite disminuir el número de biopsias innecesarias (que en el fondo son cirugías ambulatorias).

En palabras de la propia Dra. de la Cruz: “En sólo 5 minutos esta máquina analiza los lunares y entrega en forma inmediata un puntaje de malignidad de los mismos; además de información sobre el borde, asimetría, color y tamaño, convirtiéndose en una poderosa guía de apoyo al diagnóstico de un melanoma, el cual debe ser complementado posteriormente con la realización de una biopsia o extracción del lunar”.

Otra gran ventaja del FFD es que cuenta con un sistema Bodystudio, que permite hacer un mapeo corporal completo en sólo 15 minutos a pacientes con exceso de lunares o con antecedentes familiares y/o personales de cáncer de piel.

Yo estoy súper contenta de haber tenido la oportunidad de ser examinada con el FFD. De hecho, me detectaron un par de lunares sospechosos a los que deberemos hacerles seguimiento en los próximos 6 meses* para decidir si extraerlos o no.

*Les cuento que en el embarazo, los lunares pueden cambiar de aspecto por efecto de las hormonas. En estos casos, se decide esperar entre 3 a 6 meses para observar la evolución y darles tiempo para que vuelvan a su estado basal antes de decidir si biopsiar o extraer la lesión, a no ser que hayan signos de alarma.

Por favor, comparte este artículo con familiares y amigos para que todos sepan cómo prevenir el cáncer de piel.
¿Tienes dudas o quieres compartir tu experiencia? Deja tu comentario ya que nos podría servir a todas 😉
¡Sigue mi cuenta de Instagram @pasiondemaria para conocer tips diarios de moda, estilo de vida, viajes y maternidad!